ve.acetonemagazine.org
Nuevas recetas

Una visita a los restaurantes del Bed & Breakfast de Richard Gere

Una visita a los restaurantes del Bed & Breakfast de Richard Gere


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Cada posada tiene algo que la hace única.

Para The Bedford Post Inn, una propiedad de Relais & Chateaux ubicada en Bedford, Nueva York, podría ser que Richard Gere sea el propietario, junto con Carey Lowell y Russell Hernandez, o tal vez sea el estudio de yoga que se abre a un fragante jardín zen. Los olores que provenían de la cocina durante una visita reciente atrajeron a los invitados que parecieron inundar una vez que la comida comenzó a salir. Con tantos invitados a cenar, el restaurante nunca pareció estar lleno, y los huéspedes que se quedan a pasar la noche pueden retirarse a áreas privadas de la propiedad donde solo ellos pueden ir.

Si bien los beneficios para los huéspedes incluyen desayuno de cortesía y vino y queso por la tarde, los dos restaurantes distintivamente diferentes, The Farmhouse y The Barn, pueden satisfacer el paladar de cualquier persona. The Farmhouse, que tiene menús pintados a mano, se personaliza de acuerdo con los colores agradables y los productos de la temporada y está abierto de miércoles a domingo para la cena con un menú americano contemporáneo. The Barn está abierto para el desayuno y el almuerzo todos los días, pero solo los lunes y martes para la cena. Toda la comida proviene de granjas locales, y el chef Jeremy McMillian forja la propiedad de 40 hectáreas del Bedford Inn en busca de bayas frescas. Actualmente está plantando cuatro jardines diferentes para cultivar hierbas frescas para realzar aún más sus platos, aunque por lo que probamos, no estamos seguros de que lo necesite. La posada también tiene una exclusiva bodega con un comedor privado detrás que huele como se esperaría que oliera una bodega, llena de madera envejecida y polvo. Y para acompañarlo, un comedor privado se sienta al lado de la puerta de la cocina del chef, para que pueda salir y hablar con el grupo si usted elige que quiere hablar con el chef.

Aunque la posada es un poco cara, si está buscando una escapada para un fin de semana relajante que valga la pena, le sugerimos que busque la posada Bedford Post como una opción. Por encima de los restaurantes, las pintorescas habitaciones blancas dan a una tierra rural pintoresca y bien mantenida. Con pisos de baño de azulejos con calefacción, bañeras antiguas y artículos de cuero hechos a mano a la venta, parece que en la construcción de la posada no se pasó por alto ningún detalle. Toques, como las vigas de madera originales, de la época de la Guerra Revolucionaria, recorren la mayoría de las áreas de la casa. Hileras de hortensias y estanques de relajación se alinean en la propiedad para dar una sensación verde y de ritmo lento, el paisaje rodea toda la posada con ráfagas de color veraniego y la altura suficiente para ocultar la carretera y algunos de los patios de comedor al aire libre. La posada incluso ofrece una clase de yoga de cortesía para todos los huéspedes en su 'Estudio Zen'. Es difícil creer que esta posada esté a solo una hora de Manhattan, e incluso se pueda llegar a ella en tren Metro North y en taxi. .


Noticias y Eventos

Ir de vacaciones es divertido y emocionante, pero una escapada de fin de semana puede hacer maravillas y los neoyorquinos lo saben mejor. Cuando llega el fin de semana y es hora de relajarse y descansar, ¡los neoyorquinos definitivamente saben cómo jugar duro! Entonces, si está buscando despedirse del ajetreo y tomar un descanso de La ciudad que nunca duerme, pero no quiere ir demasiado lejos, hemos desglosado cuatro fantásticas escapadas de fin de semana desde la ciudad de Nueva York. ¡Te encantarán, te lo prometemos!

Bedford, Nueva York, es una ciudad amigable y acogedora situada a solo una hora en automóvil de Nueva York, Nueva York. Martha Stewart, Glenn Close y Richard Gere eligen este país de las maravillas como su lugar para relajarse, descansar, pasar un tiempo de alta calidad y reconectarse con la naturaleza. Descanse en el fabuloso Bedford Post Inn de Richard Gere, que alberga una posada de lujo de ocho habitaciones diseñada por la esposa de Richard Gere, Carey Lowell y Tiffany Vassilakis, un fascinante estudio de yoga y dos restaurantes distintos. Puede relajarse en uno de los talleres de yoga de la posada, descansar en su habitación frente a la chimenea o disfrutar de una experiencia culinaria en los restaurantes de la posada: The Barn, un restaurante cálido y acogedor que ofrece una experiencia culinaria innovadora utilizando solo ingredientes orgánicos de origen local. o Farmhouse, un elegante restaurante que sirve cocina clásica estadounidense.

Si amas la naturaleza, el café, las cosas bien diseñadas y la comida deliciosa, y aprecias las cosas simples de la vida, Catskills es el lugar para estar. Definido por posadas modernas, pueblos encantadores, aguas cristalinas, bosques frondosos y restaurantes modernos, el valle de Hudson inspira energía creativa y fresca. Si desea volver a los placeres simples del corazón, elija descansar su cabeza en The Spruceton Inn en Westkill, donde una cama acogedora, los sonidos tranquilos del campo y una fogata lo esperan. Si le encantaría disfrutar de una cena con vistas, el Scribner's Catskill Lodge es el lugar que seguramente le encantará.

Dígale adiós al ajetreo y el bullicio de la ciudad, pero prepárese para las actividades que normalmente disfrutaría en una ciudad costera. Newport es el hogar de maravillosas mansiones de la Edad Dorada y algunos lugares increíbles para quedarse, donde puede rejuvenecer con los tratamientos de spa más relajantes, realizar caminatas románticas y disfrutar de deliciosas experiencias culinarias. Descanse en Castle Hill Inn o The Ocean House, ambos ofrecen un servicio de primer nivel y maravillosas experiencias gastronómicas.

Shelter Island, Nueva York, es el lugar perfecto para el neoyorquino demasiado estresado. Esta fabulosa isla le ofrece todo lo que un día de semana ajetreado no ofrece, desde fascinantes bed and breakfast frente al mar hasta lugares para cenar relajantes. Escápese de lo ordinario y disfrute de una cena al atardecer en Sunset Beach. Descanse en The Chequit, una posada restaurada del siglo XIX con 37 habitaciones, donde los interiores están pintados en tonos pasteles rosas y grises y adornados con alfombras estampadas de nativos americanos. Relájese, siéntese junto al fuego o escuche la brisa desde la terraza.

Comience a planificar su próxima escapada de fin de semana y permítanos consentirlo un poco ofreciéndole la mejor solución de transporte para satisfacer incluso sus expectativas más altas. Lo recogeremos en un vehículo de su elección y lo llevaremos a usted y a su destino con comodidad y estilo.


Tu lugar en Richard & # 39s

Si existe el amor a primera vista, entonces estoy absolutamente, descaradamente enamorado de
Lugar de Richard.

El tesoro de St. Albans ha estado en mi lista culinaria de "cosas por hacer" durante bastante tiempo y, sin embargo,
hasta el domingo pasado, nunca encontré el tiempo para viajar a Southern Queens para probar
la muy apreciada cocina "nouveau sureña" del chef y propietario Richard Jones. Si la verdad es
dicho, la idea de pollo frito y chuletas de cerdo asfixiadas junto con mi novedad,
La mentalidad de "Una vez en los labios, para siempre en las caderas" marcada en el cerebro me tenía un poco vacilante, pero
mi reciente obsesión por el maestro de escaleras había resultado en una victoria de escala de dos dígitos (he enseñado
mis alumnos de octavo grado, que tienen un inglés limitado, un saludo diario mejorado: “Señorita Antinore,
¡desperdiciando!" Cada expresión sincera les otorga un crédito extra. ) y sentí que tenía
Gané de nuevo el derecho que me había dado Dios de complacerme. Al menos por un par de horas.

Ni el reciente triunfo de Richard como chef célebre en el popular TVFood Network
El concurso "Ready, Set, Cook" ni las críticas entusiastas de Nina Griscom y Alan
Richman (lo consideraron el mejor restaurante de Queens) en el programa "Dining
Around ”me preparó para la experiencia de comer celestial que encontré.

Llegamos con la multitud hermosamente vestida después de la iglesia durante el domingo de 11:30 a
3:30 pm. horario de brunch buffet. Una camarera muy amable nos acompañó a nuestra mesa en el
restaurante modestamente adornado en forma de "L" y a pocos minutos de sentar a una anfitriona sonriente
llegó y me preguntó si yo era "la joven que había llamado para pedir direcciones". Cuando yo
confirmó que yo era, de hecho, el individuo privado de sentido de dirección que había molestado
Ella en al menos tres ocasiones nos recibió calurosamente y nos deseó una buena cena.
experiencia. Música gospel suave, R & ampB suave y risas abundantes llenaron la habitación y mientras
bebimos nuestro té helado, jugo de limón y ponche de frutas y partimos trozos de pan de maíz caliente,
comentamos que nos sentimos como si nos hubiéramos topado con un almuerzo familiar. Mejor parte
era que a nosotros también, aunque éramos extraños, también nos trataban como miembros de la familia.
La hospitalidad sureña en su apogeo.

No es de extrañar que quisiéramos todo en el menú: chuletas de cerdo asadas, ennegrecidas
bagre de granja, rabo de buey estofado, costillitas, macarrones con queso, berza, negro
guisantes y el famoso pollo frito sureño con gofres. Al final, el chef
especialidad, pollo frito sureño y waffles, y el pez gato ennegrecido criado en granjas ganó.
Mientras esperábamos un poco por las entradas recién hechas, tomamos bocados del buffet de mi papá.
afirmaciones: cremoso puré de papas rojas, coles verdes rociadas con balsámico
vinagre (esto es "nouveau" sureño, ¿recuerdas?) ñame en una salsa dulce y pegajosa, densa
macarrones con queso, maíz y la más divina, blanca como la nieve, de carne firme, cubierta de harina de maíz,
filetes de bagre fritos. El bagre nunca había ocupado un lugar destacado en ninguna de nuestras listas de peces, pero los peces criados en granjas
La variedad que se sirve aquí era dulce y fresca y nos hizo fanáticos instantáneos.

Pronto llegaron los entrantes y las cuatro guarniciones de verduras sin cerdo que se eligieron como
los acompañamientos del bagre ennegrecido rivalizaron con el pescado en sí mismo por el primer lugar en la clasificación:
las hojas de berza, los guisantes negros llenos de sabor y el arroz pilaf eran fantásticos, pero el
El sabroso repollo estofado era sublime. No te lo pierdas. El perfectamente sazonado, crujiente
pollo frito apilado en lo alto de una cama de gofres belgas inspiró el incesante canto de un
Mantra “Oh, Dios mío”. Un rociado tradicional de almíbar y mantequilla derretida lo hizo uniforme.
más pecaminoso.

Mártires que somos, valientemente hicimos lugar para el postre y el dulce denso y delicioso
El pastel de queso de patata y el pudín de plátano hogareño que pusieron delante de nosotros nos dejaron babeando.
No importa lo lleno que esté, ni se le ocurra perderse el postre. Es fenomenal.

Este fue nuestro viaje inaugural a Richard's Place, pero estamos deseando hacer
por todo el tiempo perdido y permitiendo que esta historia de amor florezca. El debate del día es
si deberíamos volver por sémola, croquetas de salmón, chuletas de cerdo fritas y huevos para
desayuno (ahora, ¿cuántas sesiones de Stairmaster se necesitarían para absolverme de eso?) o
un jueves por la noche de 6 a 8 p.m. para escuchar lo que el cartel de la mesa se jactaba de "Canciones de amor
Nothing But Love Songs ”con Chris Curry de“ Ray, Goodman and Brown? ” También hay
la posibilidad de probar la última incorporación a la cocina culinaria de Richard con la esperanza de crecer
dinastía- su restaurante / club de jazz, "Richard's Place II- The Blue Goose Cafe" en Merrick
Bulevar. Esperamos poder tomar algunas decisiones deliciosas.

Richard's Place es otra razón más que puedo agregar a mi lista cada vez mayor de por qué estoy
feliz de vivir en Queens y le deseo tanto a él como a su amable personal el mayor de los éxitos. Su
comida sureña casera, llena de amor y reconfortante servida con un montón de clase y
la hospitalidad es una combinación poco común y garantiza que Richard's Place se convertirá en
tu lugar también.

Lugar de Richard
200-05 Linden Blvd.
St. Albans, Nueva York
718-723-0041
Tu lugar en Richard's

Si existe el amor a primera vista, entonces estoy absolutamente enamorado sin vergüenza
Lugar de Richard.

El tesoro de St. Albans ha estado en mi lista de "cosas por hacer" culinarias durante bastante tiempo y, sin embargo,
hasta el domingo pasado, nunca había tenido tiempo de viajar a Southern Queens para probar
la muy apreciada cocina "nouveau sureña" del chef y propietario Richard Jones. Si la verdad es
dicho, la idea de pollo frito y chuletas de cerdo asfixiadas junto con mi novedad,
La mentalidad de "Una vez en los labios, para siempre en las caderas" marcada en el cerebro me tenía un poco vacilante, pero
mi reciente obsesión por el maestro de escaleras había resultado en una victoria de escala de dos dígitos (he enseñado
mis alumnos de octavo grado, que tienen un inglés limitado, un saludo diario mejorado: "Señorita Antinore,
¡desperdiciando!" Cada expresión sincera les otorga un crédito extra. ) y sentí que tenía
Gané de nuevo el derecho que me había dado Dios de complacerme. Al menos por un par de horas.

Ni el reciente triunfo de Richard como chef célebre en el popular TVFood Network
Concurso "Ready, Set, Cook" ni las críticas entusiastas de Nina Griscom y Alan
Richman (lo consideraron el mejor restaurante de Queens) en el programa "Dining
Around ”me preparó para la experiencia de comer celestial que encontré.

Llegamos con la multitud hermosamente vestida después de la iglesia durante el domingo de 11:30 a
3:30 pm. horario de brunch buffet. Una camarera muy amable nos acompañó a nuestra mesa en el
restaurante modestamente adornado en forma de "L" y a pocos minutos de sentar a una anfitriona sonriente
llegó y me preguntó si yo era "la joven que había llamado para pedir direcciones". Cuando yo
confirmó que yo era, de hecho, el individuo privado de sentido de dirección que había molestado
Ella en al menos tres ocasiones nos recibió calurosamente y nos deseó una buena cena.
experiencia. Música gospel suave, R & ampB suave y risas abundantes llenaron la habitación y mientras
bebimos nuestro té helado, jugo de limón y ponche de frutas y partimos trozos de pan de maíz caliente,
Comentamos que nos sentimos como si nos hubiéramos topado con un almuerzo familiar. Mejor parte
era que a nosotros también, aunque éramos extraños, también nos trataban como miembros de la familia.
La hospitalidad sureña en su apogeo.

No es de extrañar que quisiéramos todo en el menú: chuletas de cerdo asadas, ennegrecidas
bagre de granja, rabo de buey estofado, costillitas, macarrones con queso, berza, negro
guisantes y el famoso pollo frito sureño con gofres. Al final, el chef
especialidad, pollo frito sureño y waffles, y el pez gato ennegrecido criado en granjas ganó.
Mientras esperábamos un poco por las entradas recién hechas, tomamos bocados del buffet de mi papá.
afirmaciones: cremoso puré de papas rojas, coles verdes rociadas con balsámico
vinagre (esto es "nouveau" sureño, ¿recuerdas?) ñame en una salsa dulce y pegajosa, densa
macarrones con queso, maíz y la más divina, blanca como la nieve, de carne firme, cubierta de harina de maíz,
filetes de bagre fritos. El bagre nunca había ocupado un lugar destacado en ninguna de nuestras listas de peces, pero los peces criados en granjas
La variedad que se sirve aquí era dulce y fresca y nos hizo fanáticos instantáneos.

Pronto llegaron los entrantes y las cuatro guarniciones de verduras sin cerdo que se eligieron como
los acompañamientos del bagre ennegrecido rivalizaron con el pescado en sí mismo por el primer lugar en la clasificación:
las hojas de berza, los guisantes negros llenos de sabor y el arroz pilaf eran fantásticos, pero el
El sabroso repollo estofado era sublime. No te lo pierdas. El perfectamente sazonado, crujiente
pollo frito apilado en lo alto de una cama de gofres belgas inspiró el incesante canto de un
Mantra “Oh, Dios mío”. Un rociado tradicional de almíbar y mantequilla derretida lo hizo uniforme.
más pecaminoso.

Mártires que somos, valientemente hicimos lugar para el postre y el dulce denso y delicioso
El pastel de queso de patata y el pudín de plátano hogareño que pusieron delante de nosotros nos dejaron babeando.
No importa lo lleno que esté, ni se le ocurra perderse el postre. Es fenomenal.

Este fue nuestro viaje inaugural a Richard's Place, pero estamos deseando hacer
por todo el tiempo perdido y permitiendo que esta historia de amor florezca. El debate del día es
si deberíamos volver por sémola, croquetas de salmón, chuletas de cerdo fritas y huevos para
desayuno (ahora, ¿cuántas sesiones de Stairmaster se necesitarían para absolverme de eso?) o
un jueves por la noche de 6 a 8 p.m. escuchar lo que el cartel de la mesa se jactaba de "Canciones de amor
Nothing But Love Songs ”con Chris Curry de“ Ray, Goodman and Brown? ” También hay
la posibilidad de probar la última incorporación a la cocina culinaria de Richard con la esperanza de crecer
dinastía- su restaurante / club de jazz, "Richard's Place II- The Blue Goose Cafe" en Merrick
Bulevar. Esperamos poder tomar algunas decisiones deliciosas.

Richard's Place es otra razón más que puedo agregar a mi lista cada vez mayor de por qué estoy
feliz de vivir en Queens y le deseo tanto a él como a su amable personal todo el éxito. Su
comida casera sureña llena de amor y reconfortante servida con un montón de clase y
la hospitalidad es una combinación poco común y garantiza que Richard's Place se convertirá en
tu lugar también.

Lugar de Richard
200-05 Linden Blvd.
St. Albans, Nueva York
718-723-0041


Visite el blog de Colorado Springs

Manténgase en contacto con historias sobre eventos de Colorado Springs, diversión en interiores y exteriores, ¡y mucho, mucho más!

Blogs por categoría
  • Aventura al aire libre
  • Bodas
  • Solo por diversión
  • Actividades y atracciones
  • Comer beber
  • Guía de vacaciones
  • Deportes y Fitness
  • Viaje de aventura
  • Cama y Desayuno
  • Concursos / Sorteos
  • Ofertas y descuentos
  • Premios y reconocimientos
  • consejos y trucos
  • Escapadas románticas - Viajes en pareja
  • Filmado en Colorado Springs
  • Perspectivas de la industria del turismo
  • Conferencias y viajes en grupo
  • bebés del zoológico
  • zoo
  • actividades de invierno
  • rafting en aguas bravas
  • día de San Valentín
  • viaje
  • caminos
  • el páramo
  • acción de gracias
  • vacaciones de primavera
  • región de la garganta real
  • restaurantes
  • recetas
  • hockey del día de los presidentes
  • Pikes Peak International Raceway
  • Pikes Peak
  • fotografía
  • al aire libre
  • Juegos Olímpicos
  • vieja ciudad de colorado
  • octubre
  • museos
  • tours de fantasmas del centro del patrimonio de manitou springs
  • manantiales de manitou
  • negocios de propiedad local
  • Días festivos
  • día festivo
  • historia
  • senderismo
  • Víspera de Todos los Santos
  • ideas de regalo
  • jardín de los dioses
  • libre
  • comida
  • viaje familiar
  • eventos familiares
  • actividades de otoño
  • perros
  • destilerías
  • bodega colorado
  • Vistas de Colorado Springs
  • adornos de colorado springs
  • Colorado Springs
  • Colorado
  • Navidad
  • cervecerías
  • santuario de grandes felinos
  • cerveza
  • Arte
  • animales
Resultados 1-12 de 231

¿Está planeando una visita a COS? 5 imprescindibles para los entusiastas del ciclismo

Embárcate en la escapada definitiva para ciclistas en Colorado Springs

El último fin de semana de despedida de soltero / a en Colorado Springs

La alineación perfecta de actividades llenas de relajación y diversión para tu último hurra con la tripulación.

Celebre el poder de los viajes en la región de Pikes Peak

La Semana Nacional de Viajes y Turismo 2021 muestra el poder de los viajes del 2 al 8 de mayo

Las 5 razones principales para una excursión de un día de cata de vinos de lujo

Disfrute de una degustación exclusiva, explore nuevos lugares de interés y llévese a casa una parte de su fin de semana con una botella de su vino favorito.

Sostenibilidad en la Cumbre: 5 características del Centro de Visitantes de la Cumbre

El nuevo edificio prioriza el cuidado del medio ambiente de la cumbre de Pikes Peak.

Pasa un día en Cañon City

Parte del encanto de Cañon City es su ubicación central con impresionantes paisajes naturales, emocionantes experiencias al aire libre y el acceso de los visitantes a información sobre la impresionante historia de la zona.

13 cazadores de mitos de Colorado Springs

La verdad detrás de los rumores y leyendas más famosos de la región de Pikes Peak

5 ideas para actividades grupales en COS

Explore todo lo que la región tiene para ofrecer, desde increíbles museos hasta pintorescas cimas de montañas

Ha llegado el planificador de vacaciones oficial de 2021

Haga de 2021 el año en que visite Colorado Springs y la región de Pikes Peak.

Ideas asequibles para las vacaciones de primavera en COS

Planifique sus vacaciones de primavera o sus vacaciones en la región de Pikes Peak

Lugares divertidos para bodas para explorar en Colorado Springs

La región de Pikes Peak tiene un sinfín de opciones para bodas, ya sea que esté organizando una velada elegante, una microboda o una ceremonia privada.


JUGADORES DE PODER: La relación de amor y odio de Hollywood con los agentes

Mike Ovitz, que en general estuvo de acuerdo en ser el agente más poderoso de Hollywood, recibió una llamada de un competidor amigable y de toda la vida. La llamada fue sobre un actor de personajes estrella (y muy rentable) a quien Ovitz quería contratar en Creative Artists Agency (CAA). El otro agente no quería perder su estrella. "Tienes a todos los demás en la ciudad", dijo el competidor. "¿También debes tener a este actor?" Ovitz comprendió de inmediato. El actor permaneció en la competencia y siguió siendo actor de personajes.

La historia tiene una calidad de algodón de azúcar; puede que sea apócrifa o no. Pero ha sido verificado por varios miembros del ala de agentes del grupo de poder de Hollywood conocido como Boys Club. El Club, que incluye un puñado de jefes de estudio, productores, banqueros y abogados, controla de hecho la comunidad del mundo del espectáculo. El caso es que el Club se ocupa de los suyos. El Club también compite ferozmente y juega con apuestas altas, no siempre como caballeros.

La razón: el poder viaja en el negocio de las agencias. Viaja como en un tren lento (una metáfora tan común que tres agentes la utilizaron en entrevistas). En los últimos 20 años, este tren ha hecho solo cuatro paradas importantes: desde Freddie Fields en Creative Management Associates (CMA) hasta Sue Mengers en International Creative Management (CMA) hasta Stan Kamen en William Morris y Mike Ovitz en CAA. Cuando un tren se detiene solo cuatro veces en 20 años, los otros pasajeros (léase "agentes") seguramente estarán inquietos.

Más concretamente: ¿los agentes modernos son felices siendo agentes? En años pasados, un agente casi siempre se dirigía a otra parte, generalmente a un trabajo en el estudio o en su propia compañía de producción. Tres de las cuatro personas mencionadas anteriormente ya no son agentes: Freddie Fields se convirtió en productor, Sue Mengers el año pasado tomó un "respiro" del negocio (y todavía está fuera, de gira por Europa), Stan Kamen murió hace un año, y que deja a Ovitz. Si está en la cima del montón, es un montón muy pequeño.

¿Son los otros jugadores iguales de alguna manera, aparte de estar agrupados en categorías como criador y complaciente y shmoozer y asesino ? ¿Se limitan a tranquilizar a las personas inseguras durante todo el día y las envían a la calle con falsas esperanzas?

En "The Way We Were", Barbra Streisand es presentada en una fiesta de Hollywood a Allyn Ann McLerie, una mujer conocida como "la mejor agente de la ciudad". McLerie levanta la vista de su mazo de croquet y le lanza a Streisand una mirada irónica. "Si yo fuera un gran agente, ¿sería un agente?" La línea se refería a la autodesprecio históricamente acumulada a los agentes por sí mismos.

Y si los agentes no se humillaban, había otros que estaban dispuestos. La siguiente historia no es apócrifa.

El legendario Paul Kohner, cuyos clientes incluyen a John Huston e Ingmar Bergman, se convirtió en agente en 1936. A principios de los 50, él, Huston y el escritor Peter Viertel pasaron algún tiempo con Ernest Hemingway en el sur de Francia. Hemingway estaba tan enamorado de Kohner que invitó al agente a visitarlo en Cuba. Incluso Huston quedó impresionado.

“Seguro que Hemingway fue por Paul”, le dijo Huston a Viertel. "¿Siempre es tan amistoso con los agentes?"

"Te divertirás con esto", respondió Viertel. “Cuando le dije a Hemingway que Paul era un agente, se estremeció. 'Un agente -Gritó Hemingway. "Pensé que era un hombre de dinero".

En el Hollywood moderno, los agentes son hombres de dinero; algunos de ellos son actores importantes en el mismo escalón que los ejecutivos de los estudios. Sus bonificaciones pueden ser de seis cifras, sus asociaciones son como anualidades, su influencia para obtener una imagen es considerable. “A principios de la década de los 80 se juntaron más fotografías en la oficina de Stan Kamen que en MGM o Columbia”, dijo un colega del difunto agente William Morris. (La lista de clientes de Kamen incluía a Streisand, Diane Keaton, Warren Beatty, Goldie Hawn, Chevy Chase y Kurt Russell).

Desde los años 30, cuando Myron Selznick y Frank Orsatti comenzaron a interpretar a David para el Goliat de William Morris, los agentes comenzaron a adoptar diferentes coloraciones. El trabajo, vender al cliente, no ha cambiado, pero el estilo sí. Los primeros gemelos poderosos - el MCA buckarooing y el paternalista William Morris - eran tan diferentes como el senador Daniel Inouye y el teniente coronel Oliver North. La gramática privada, la jerga, que hablan los agentes cambia cada década, incluso si el poder no lo hace. En los años 80, la jerga es rápida y el poder es muy importante, pero el perfil es bajo. En los años 70 sucedió lo contrario.

Para ser muy específico: el extravagante Freddie Fields probablemente fue el agente más poderoso de principios de los 70. Paul Newman y Steve McQueen eran sus clientes en CMA, que en 1975 se fusionó en ICM, el mismo año en que Fields se convirtió en productor independiente. El agente más poderoso de mediados de los 80 es Mike Ovitz, nada llamativo.

La diferencia entre los dos lo es todo: Fields vivió en la tradición de agentes como Charles Feldman y Leland Hayward, una casa de exhibición en la mejor cuadra de Beverly Hills, Navidades en Acapulco con compinches como Ted Ashley y Jim Aubrey. con fiestas a juego Ovitz pasa los fines de semana en la remota Broadbeach Road más allá de Malibú y silenciosamente consiguió que el legendario IM Pei aceptara diseñar la nueva sede de CAA en Beverly Hills. Ovitz es más un retroceso al fallecido fundador de MCA, Jules Stein, quien creía que el cliente es la estrella, no el agente.

¿Una década hace tanta diferencia? Esta década lo hace. El último incidente embriagador que cualquier agente puede recordar, dentro o fuera del registro, fue el embrollo de finales de los 70 a la hora del almuerzo entre el agente Bobby Littman y el productor Sidney Beckerman en el patio de Ma Maison: Littman, quien en ese momento estaba saliendo con el hija del productor, abordó al productor, y el patio cobró vida.

Los tiempos cambian. Ma Maison es tanto un recuerdo, aunque glamoroso, como Ciro's o el Hillcrest Country Club en su mejor momento. Es Morton's quien reemplazó a Hillcrest, y el Boys Club se sienta al frente. En una noche determinada en Morton's, se sirven cenas de negocios tranquilas a agentes vestidos con trajes de Armani que se van a la cama temprano y no hablan de drogas, y mucho menos de hacerlo. Es probable que hayan ido a Yale, y no solo fingieron hacerlo, como alguna vez hicieron algunos tipos de Hollywood. Lo más probable es que sean hombres de familia blancos (si no de pan blanco).

Lo más importante es que entienden las reglas del Boys Club. Saben de memoria la primera Ley del tío Abe Lastfogel, el difunto jefe de William Morris desde hace mucho tiempo: "No robes a un cliente de una agencia más pequeña". La segunda ley: las agencias son el único lugar donde los hombres comienzan en la sala de correo, luego se convierten en secretarios, como lo hicieron Rick Nicita y Lenny Hirshan, y terminan como ejecutivos. La tercera y última ley: ciertos clientes: Dustin Hoffman, por ejemplo, no van a pagar la comisión completa del 10%. Aquellos que obtienen mejores resultados en el momento del aumento son los que saben qué constelaciones (como dice la jerga) en torno a un agente: la exageración o la falta de ella, los clientes recién firmados, el paquete estrella recién ensamblado. Los agentes más importantes también conocen la regla suprema de los años 80: los agentes son jugadores, pero no personalidades.

Entonces, ¿cómo juegan? Juegan con rituales, pero sin destellos ni fuegos artificiales. La fiesta de cumpleaños familiar ha reemplazado a la cena. En la primera fiesta de cumpleaños de Richard Dreyfuss para su hijo Benjamin, agentes de oficinas rivales, amigos de la familia, se sentaron juntos y se acurrucaron, pero no se callaron. (La diferencia semántica es importante: Shmooze --que la agente de CAA Jane Sindell tenía como placa de matrícula cuando estaba en ICM-- es lo que los agentes llaman hablar en el taller. Acurrucarse es simplemente acurrucarse, no es un negocio).

Tampoco es sorprendente la noción de que los agentes de diferentes empresas socialicen. Los agentes rivales suelen estar más cerca entre sí (Stan Kamen y Sue Mengers cenan cada cuatro semanas) que con sus clientes, aunque el cliente siente empatía. Pero hay una artificialidad en la competencia dentro del Club. Los agentes veteranos entienden "el día largo", como dijo uno, "y nos reunimos para celebrar otro día largo, otro cliente perdido o retenido, otro contrato, otra temporada". También entienden el sistema de espionaje tácito que existe dentro de los estudios cuando un agente envía un guión a un estudio, se puede adjuntar un chisme. ¿El regreso? Una respuesta sobre a qué ejecutivo le gustó qué guión.

En este momento, el cambio de poder es generacional, hacia agentes que alcanzaron la mayoría de edad en los años 60, que tienen ego pero también orgullo, y un marco político. La única gran fiesta que cualquiera recuerda que Mike Ovitz dio en los últimos dos años fue la renuente posibilidad presidencial de Bill Bradley, que Ovitz co-organizó con el presidente y amigo de Disney, Michael Eisner. El marco moderno incluye el trabajo en equipo preparando a sus colegas para una caída que está mal visto. El trabajo en equipo es una de las principales razones del enorme aumento de CAA: dentro de las 24 horas posteriores a la presentación de un guión para el cliente Bette Midler, se informa a todos los agentes de CAA. El acceso al material superior, y su procesamiento, es el punto fuerte de cualquier agencia.

Es una mentalidad de trinchera - "Estamos juntos en esto" - que ahora está en funcionamiento. Las filosofías instantáneas detrás de "The One-Minute Manager" no son desconocidas en las agencias modernas. Lo que fueron los estudios hasta los años 60, una base de operaciones, es en lo que se han convertido las agencias. Equipos de agentes de dos costas dentro de una sola empresa “cuidan” a una estrella, tal vez incluso la preparan, como lo hacía antes un estudio. Para elevar al actor rápidamente, lo empaquetan con otros clientes estrella, como intentó Sam Cohn con Mandy Patinkin en "Heartburn". (Patinkin fue reemplazado una semana después de la filmación por Jack Nicholson, pero el paquete estaba en su lugar).

El próximo cambio posible: un regreso del estudio como base de operaciones, como se ve en la firma de Disney de Tom Hanks y Carol Burnett con acuerdos similares a Midler. Burnett, por ejemplo, será utilizada por los equipos de desarrollo de Disney para proyectos de televisión, además de las características que su antiguo agente Bill Robinson estará involucrado en el material, y Disney en el proceso adquiere un importante activo televisivo. (El fichaje de Burnett con Disney es irónico: durante sus muchas temporadas en CBS como estrella de variedades, no tenía ningún contrato firmado. Como dijo un destacado abogado, "Los contratos están hechos para romperse. Los apretones de manos cuentan más".

Pero no espere que los agentes abandonen el útero para unirse a los estudios. Los agentes de hoy son agentes permanentes la mayoría de las veces. En los años 70, los agentes querían ser productores o ejecutivos de estudio por una razón. Cuando las decisiones antimonopolio de 1962 obligaron a MCA a abandonar el negocio de las agencias y concentrarse en el negocio del cine, el presidente Lew Wasserman se convirtió en un modelo a seguir. El ex agente Ted Ashley allanó aún más el camino al hacer que Jack Warner le entregara personalmente las llaves de Warner Bros. cuando Ashley se hizo cargo del estudio en 1969. Otros ex agentes que se convirtieron en productores o ejecutivos del estudio incluyen a David Begelman, Mike Medavoy, Mark Rosenberg, Alan Ladd Jr., Paula Weinstein, Joe Wizan, Irwin Winkler y Guy McElwaine.

Las razones por las que los agentes querían salir eran dos: dinero y más control. Agentes como Freddie Fields vieron a clientes estrella como Robert Redford convertirse en productores muy ricos, también pueden volverse muy ricos, más ricos que todos los agentes excepto los principales. Otro incentivo: una carga de trabajo reducida; ningún trabajo requiere más tiempo que el de un agente. Es una semana de ocho días, ya sea que un agente esté leyendo guiones o contestando teléfonos, o respondiendo a socios o clientes.

"Es una vocación", dice Sue Mengers, la primera jugadora importante, una exsecretaria de William Morris que se convirtió en la mujer y agente más importante de Hollywood a finales de los setenta. Mengers entendió que era un actor clave en el cambio de Nueva York a Los Ángeles que cambió radicalmente el negocio de las agencias y puso el foco en Hollywood. En los años 70, los actores y directores emergentes - y por lo tanto los agentes - estaban basados ​​en Manhattan (Meryl Streep, Bob Fosse, Al Pacino, Robert Benton, Kevin Kline, Treat Williams, Richard Gere). The last real New York influences were “Saturday Night Live” and the Lower Manhattan club scene (Madonna and Cyndi Lauper). In the ‘80s the Hollywood-based Brat Pack appeared (Judd Nelson, Ally Sheedy, Sean Penn, Molly Ringwald, Rob Lowe, Demi Moore, Anthony Michael Hall, Emilio Estevez). Also, actor-clients began coming to Hollywood for representation--from Chicago (John Malkovich) and London (Gary Oldman and Julian Sands). Hollywood became 90% of the world.

And in a world where the term baby moguls (coined by writer Maureen Orth) is no longer heard, agents are staying put. Studio jobs are fewer, and agency jobs offer mound building (read “career building”). An agent’s background can be anything--Nicole David and Paula Wagner were actresses Peter Benedek and Sam Cohn were lawyers. And yes, there’s inbreeding, and coupling: ICM’s Hildy Gottlieb is married to director Walter Hill, who is the best friend of ICM chairman Jeff Berg. CAA’s Paula Wagner and Rick Nicita are married Jack Rapke and Laurie Perlman have a marriage born at CAA, though Perlman has since left to become a producer at Warners at William Morris the couple is Carey Woods and Cynthia Shelton. But how did they get from there to here? How did their names get on the map?

What puts an agent on the map is one of two things: an impenetrable relationship with a client--or an event. An example of an event would be the sleeper success of director Robert Zemeckis with “Romancing the Stone.” The director’s agent, Jack Rapke, got put on the map. (In the recent past, another event could have been a winter weekend in Aspen with all kinds of white powder.)

The other ultimate way to get on the map is a client-agent relationship, a solid joined-at-the-hip one. It’s understood, for example, that Steve Martin will probably never leave Marty Klein and John Gaines at Agency for the Performing Arts (APA). It’s assumed that Amy Irving and agent Nicole David are in it for the long run. Ed Limato at William Morris has been Richard Gere’s first and only agent. William Hurt is never even approached without the understanding that Triad’s Gene Parseghian is the conduit. Of such arcs are careers built.

It’s wrong, however, to think agent-client marriages are any more binding than other marriages. In the last few years Mark Harmon has been with William Morris, APA and the Gersh Agency. The revolving door applies even to an actress like Anne Bancroft, who this summer was shopping for an agent like people shop for shoes. If after 30 years in the business an Anne Bancroft is still prowling for representation--the schism is clear: Agents are disposable and necessary all at once. Thus an agent can never be truly secure. Clients, even the cream of a crop, come and go and sometimes come back again, as Burt Reynolds did with Sue Mengers.

Clients also blame the agent for rotten career moves, and praise the agent almost never when things go right. ¿Por qué? Because negotiating with a person’s career y his salary make for an emotionally loaded relationship. Example: Sam Cohn and Dianne Wiest.

And yet agents are a fact of show-business life. ¿O son? Last year Debra Winger made a much-publicized exit from CAA after her unhappiness at being part of the package called “Legal Eagles.” Winger has not yet signed with another agent. Winger has gotten herself a lead in a movie to be directed by Costa-Gavras (“Missing”). Winger used only an attorney, Barry Hirsch. Is it a trend? A throwback to the ‘70s when Paul Newman announced he didn’t need an agent, after all, then Marlon Brando followed suit?

“If you are Steven Spielberg and you have relaciones ,” once explained Stan Kamen, “you don’t need an agent. But Steven is one of maybe five exceptions. In Hollywood, nobody is to the manor born.”


Country Inns, a World Apart

FIVE years ago Richard Gere was riding past an abandoned restaurant in Bedford, N.Y. The building, formerly an Italian joint called Nino’s, was “on the verge of falling down,” he said. So Mr. Gere, who lives nearby, had an idea: Why not buy the property and turn it into an inn?

“I talked to my wife about it,” Mr. Gere recalled. “She said, ‘Absolutely not.’ Of course I did it.”

Around the same time Victoria Lesser found a rundown 19th-century hotel in North Branch, N.Y., in the Catskills. Soon she was converting it into the Old North Branch Inn, a hip bed and breakfast that she now runs single-handedly, with large helpings of humor and fine whine.

“People say, ‘Was this your dream?’” Ms. Lesser announces to no one in particular. “I say, ‘No, it was my nightmare.’ ”

The desire to open an inn appears to be an equal-opportunity obsession. What other avocation could appeal to both Ms. Lesser, a self-described Jewish mother, who said she uses hers as a way of creating an instant social life (otherwise, she said, “I would be one of those old ladies living in the woods with my dogs”), and an actor who has spent much of his life avoiding publicity. Yet Mr. Gere (who, like Ms. Lesser, is 60), is now the proprietor, along with his wife, Carey Lowell, and a business partner, Russell Hernandez, of the posh Bedford Post Inn, which is centered on a very expensive restaurant and a yoga loft offering meditation classes.

The Bedford Post Inn is just an hour from Manhattan, in a Westchester County town known for its faux-rural perfection. (Residents include Martha Stewart and Ralph Lauren.) The Old North Branch Inn is more than two hours from the city, in a section of Sullivan County that has seen hard times for nearly half a century.

One thing the properties have in common is that they reflect their owners’ personalities: Mr. Gere’s is Zen Ms. Lesser’s, zany.

At the Old North Branch Inn Ms. Lesser, a former costume designer, is everywhere: serving meals to dinner guests with one hand resetting pins in the vintage bowling alley with the other looking after the dogs — Roxy, Baxter and Ruby — that live with her in the ground-floor apartment answering the phone pouring wine and kvelling about her son, Justin Bitton, who works in film production in Los Angeles.

Improvisation is the name of the game at the Old North Branch Inn. When the number of dinner reservations changes, Ms. Lesser changes the menu on the blackboards, adjusting the portions (and the prices) of the steak she bought earlier that day from a butcher in Pennsylvania.

But impromptu doesn’t mean careless. The four guest rooms — which go for less than $150 a night — are beautiful mine came with a bathroom almost as big as a studio apartment. As Ms. Lesser explains, the building used to have six bedrooms and two baths rearranged, it has four of each.

The furniture is funky — country style by eBay — but well-chosen and cheerful. (Randy Florke, an interior designer who has visited the inn, described it as “so wrong it’s right.”) As a visit to its Web site, theoldnorthbranchinn.com, suggests, the place will never be posh, but it is cozy. The bowling alley is a blast, and when you’re tired of retrieving balls, Ms. Lesser can convert the space into a screening room, with vintage movie theater seats.

Food is offered on the weekends and varies, depending on which part-time chefs Ms. Lesser has hired. (Sometimes they are locals other times, star chefs from Manhattan who are between gigs.) The weekend I was there, every dish I had — at dinner and breakfast — was terrific. And the prices are modest. Dinners were around $30 wines run to $7 a glass.

Altogether my night at the Old North Branch Inn, including meals for two, cost $215. A few weeks later I spent almost $700 for a night at the eight-room Bedford Post Inn, and that was after careful planning to keep the price down.

I reserved a queen petite room, which, at $395 plus tax, is the least expensive accommodation, but was upgraded to a queen deluxe — a minisuite under the eaves of the original farmhouse. (Most of the rooms are $550 a night.)

The farmhouse, which dates to 1750, is “one of the few buildings in the area the British didn’t burn,” Mr. Gere said. Working with the designer Tiffany Vassilakis, Ms. Lowell came up with a look that is calming and luxurious. “We worked to make it soft and inviting, but not ‘Ye Olde,’ ” she said.

The place is so gorgeous that if you care about design, you’ll find yourself examining every piece of furniture and every fixture and wondering how you can reproduce the look at home. The bathrooms are particularly stunning, tiled in blue-and-white Carrara marble, with heated floors, a supersized shower and a claw-foot tub. Even the shampoo is special the hotel’s Web site, bedfordpostinn.com, says it is “exclusively made for Bedford Post by Greek skincare line Sponge” and “inspired by the area’s natural botanicals.”

I spent my morning at a yoga class, which was included in the price of an overnight stay. Then I repaired to the Barn, a casual restaurant where breakfast is affordable, at least by the inn’s standards. (A superb frittata was $14.) Sunday brunch at the Barn is another story it’s $55 prix fixe, and you’ll probably need to reserve a table two months in advance. Ms. Stewart once came by on horseback.

The inn’s real showplace is the Farmhouse, a formal restaurant with aspirations to haute cuisine. It’s the perfect spot for a romantic dinner. One couple, my dinner companion said, appeared to be celebrating the anniversary of their first $500 million. A group of men at another table discussed polo. When I asked if I could bring my own bottle of wine to the table — to keep the price of dinner down — I was told the corkage fee was $50.

The food has gotten mixed reviews on Web sites like Yelp and Chowhound, and our experience showed why. Lobster ($42) was delicious, but a $39 chicken entrée was utterly ordinary. Dessert, a pear poached in olives, was a memorable mix of sweet and savory. Luckily, given how quickly the price was adding up, there were complimentary canapés, an amuse-bouche (sunchoke soup finished with pistachio oil) and, after dessert, a selection of chocolates.

Asked whether he regretted that the inn isn’t more affordable, Mr. Gere said: “We can’t do it any cheaper. I would love that everyone could have the most beautiful things in the world for free, but it doesn’t work out that way. We’re on the edge of just being able to pay the bills.”

Still, Mr. Gere said, his main goal wasn’t to make money but to engage in an act of historic preservation, “a bit of civil service,” he said. “I have fairly utopian dreams. I always think way beyond what something appears to be to how it could resonate to the community and the world.” He said that after the project was announced, his Bedford neighbors began pitching in, donating old barn wood for the buildings and stones for the surrounding walls.

Ms. Lesser has rockier relations with her neighbors she says old-timers resent her because she is opposed to drilling for natural gas (a hot-button issue in the Catskills right now), and because she has lobbied to have the speed limit on North Branch’s only thoroughfare enforced. But she is more popular with local newcomers like the actor Mark Ruffalo, who has used her screening room and has arranged for friends, including Leonardo DiCaprio, to spend the night. “This was Leo’s bed,” Ms. Lesser said, showing me to my room. Then she added, with perfect comic timing, “But I changed the sheets.”

As to her performance as an innkeeper, she said, “I’m asking God to teach me patience, tolerance and understanding.”


A Visit to the Restaurants at Richard Gere's Bed & Breakfast - Recipes

From downtown dazzle to country calm, guests enjoy the best of the area, including the famous J.M. Smucker Company Store & Cafe, Everything Rubbermaid, Lehman's, and P. Graham Dunn Retail Gallery. Beyond the scenic landscapes, cultural activities range from local historical societies to The Ohio Light Opera, Wayne County spans the range for everyone’s interests.

Where to Shop

Pleasant View Furniture

Pleasant View Furniture has been providing high quality, locally made wood furniture to customers since 1990. Specializing in bedroom sets made in the family-owned manufacturing facility nearby, Pleasant View offers furniture for other rooms in the home as well, including dining tables and chairs, desks and office furniture, pieces for the nursery and much more in styles that reflect the good taste of customers and handcrafted by local artisans.

Where to Eat

Berlin Farmstead Restaurant

Near downtown Berlin, Farmstead Restaurant is a short distance from most shops or hotels in the village and a convenient gathering spot for both locals and visitors. Your Amish Country favorites are here, such as fried chicken and real mashed potatoes, as well as fresh salads, wraps and seasonal desserts.

Donde quedarse

Hilton Garden Inn Wooster

At the Hilton Garden Inn Wooster, travelers earn rewards coupled with the comfort they know they can count on. Amenities include free Wi-Fi, a business center, and an indoor pool and fitness center, as well as an on-site restaurant, the Garden Grille & Bar.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Alejandra, 36, who was born in Spain’s north-west region of Galicia, is mum to a six-year-old son called Albert with her ex-husband Govind Freidland.

Alejandra confirmed her first pregnancy in September last year after marrying screen icon-turned humanitarian activist Gere with a photo showing the Dalai Lama touching her belly in a blessing, a month after it was revealed she was expecting.

A moment: The Dalai Lama blessed Alejandra's bump when she was pregnant with the couple's last baby

The news she was pregnant emerged just six months after she tied the knot with her actor partner at a civil ceremony in Spain before celebrating the occasion with friends and family at Richard’s home near New York.

Gere told Hola! in an exclusive interview after the wedding: 'I’m the happiest man in the universe and how couldn’t I be!

'I’m married to a beautiful, sensitive, funny woman who’s committed to helping people and is a great mother.'

Sweet: The couple looked very loved up when they were pictured together in April

Doting dad: Richard pictured with his son, little Alexander back in August, while on holiday in Tuscany

The couple met in 2014 at a luxury Italian boutique hotel Alejandra bought with her former husband and was managing at the time.

Alejandra, the daughter of a former Real Madrid vice-president who was educated at Leweston School in Dorset, has admitted in the past to being 'a little lost' when she met Richard and has described him as 'my hero in real life.'

There has been no public comment from the couple to the reports Alejandra is pregnant again, first published by Hola! yesterday/on Monday which said the couple 'had not confirmed or denied the information' and echoed since by several Spanish newspapers including respected daily El Pais.

His boy: Richard Gere with his son Homes James Jigme (L) and a nephew at the 44th annual Giffoni Film Festival in Italy in 2014

Gere said in a UK newspaper interview ahead of the birth of the couple’s first child, a boy called Alexander, that he was 'not at all' worried about becoming an older parent and wanted to be a 'hands-on dad.'

In October last year he met caretaker Spanish PM Pedro Sanchez in his official Madrid residence La Moncloa to talk about the homeless problem.

In August the pair had a second conversation, this time by phone, after the actor went on board migrant refugee boat Open Arms.

Doing his thing: A fortnight ago., Richard Gere received the Keys Of The City from the Mayor Of Florence Dario Nardella


Hollerstown Hill Bed & Breakfast • Frederick, Md.

Drive time: 2 hours, 30 minutes.

Rates: $139-$149.

What’s great: You’ll get plenty of peace and quiet at this inn, its four guest rooms tastefully furnished with antiques and period reproductions to complement the Queen Anne-style architecture. Only a 10-minute walk away, downtown Frederick is the perfect destination for art lovers. Take a walk and keep watch for the numerous public installations—like the trompe l’oeil “Angels in the Architecture” peering down from buildings. Community Bridge is also transformed into a breathtaking work of art with trompe l’oeil images.

4 Clarke Place, Frederick, Md., (301) 228-3630.

Courtesy of Savage River Lodge in Frostburg, Maryland.


Sponsored Blog: Is Gray Hair Unhealthy?

First comes love, then comes marriage, then comes the baby in the baby carriage. Over the last 10 years, I’ve watched my Facebook feed trend on love, marriage proposals, weddings and then babies. But most recently, I’ve been listening to those same friends talk about how they’re finding gray hairs. I read somewhere that by the time we hit 50 years old, 50 percent of those people will have at least half a head of gray hair.

Personally, I think turning gray is a beautiful thing. It’s natural, it shows wisdom and elegance, and it can even be sexy. Case in point: Are George Clooney and Richard Gere not a couple of the most handsome salt-and-peppered gentlemen out there? As for women, Jamie Lee Curtis rocks her gray locks exceptionally well. And in the last five or so years, we’ve even seen young celebs, like Kelly Osbourne and Nicole Richie, embrace a gray hairdo on the red carpet.

One day a friend was having a mini-panic attack about finding a couple gray hairs and mentioned she had heard that the vitamin B-12 could delay the untimely increase of those pesky strands. I was aware that B-12 is beneficial for hair, skin and nails, but wasn’t 100 percent clear about its relationship to gray hair.

Come to find out, my friend was right. Este particular B vitamin is known to encourage the re-pigmentation of the hair and also maintain its original color. Meaning it might not be just the stress that we’re all under that’s causing gray hair growth.

The daily requirement of vitamin B-12 for a person can vary from one to the next. However, strict vegetarians, heavy drinkers, smokers, elderly people and pregnant ladies may require higher doses than others. This friend, for example, just had her first child in late October.

The fact that B-12 is mostly found in animal meat and non-vegetarian foods means that vegetarians need to be especially cognizant of their vitamin intake. Foods that are a good source of B-12 include liver, meat, eggs, shellfish, cheese and other dairy products, muscle meat, and fish. If you are lactose intolerant or do not eat meat, ask your doctor about B-12 supplements to compensate for any deficiencies.

B-12 is also good for many other things, not just hair, skin and nails.

It helps in the prevention of cardiovascular disease, protects against brain damage, improves mood and mental imbalances, helps or aids in controlling cholesterol, relieves fatigue and aids in treating Alzheimer’s disease.

Personally, I have a dropper of B-12 sitting next to my juicer, ready to mix in a shot with my concoctions of fruits and greens if I’m feeling particularly lethargic or in a funky mood. It gives me the boost I need for the day. And mixed with all the nutrients I’m already getting from the juice, I like to call it Mother Nature’s energy drink!

B-12 may not be the cure-all for getting rid of grays, or prevent gray hair completely. There are certainly other factors that can contribute to its cause, including stress or even genetics. However, B-12 is certainly a good addition to your intake of supplements. Maybe not daily, but every now and then wouldn’t hurt. And as always, ask your doctor before adding it to your grocery list. You might find out that you’re perfectly healthy already and don’t need the added dose. Whatever you decide, remember to enjoy being you—gray hair and all!


Ver el vídeo: Whistle Stop Inn Bed u0026 Breakfast


Comentarios:

  1. Satordi

    La pregunta es interesante, también participaré en la discusión.

  2. Kian

    Creo que cometes un error. Puedo defender la posición. Escríbeme por PM, nos comunicamos.

  3. Momus

    Incluso, infinitamente

  4. Laheeb

    Comparto completamente su punto de vista. Gran idea, estoy de acuerdo.



Escribe un mensaje